viernes, 11 de octubre de 2013

LA FORMULA DE LA FELICIDAD

Hoy me he encontrado con un artículo que habla de un estudio realizado por Eduardo Punset (para el Instituto de la Felicidad de Coca Cola). Habla de la percepción de la felicidad por parte de los españoles.

"Si en 2007 un 82% de los ciudadanos afirmaba sentirse satisfecho con su vida, ahora el porcentaje de personas que se consideran felices ha bajado al 54%. Para el investigador, en nuestra búsqueda de la felicidad hay varias conclusiones que podemos extraer de este estudio: "El primer requisito de la felicidad es formar parte de un equipo. De la soledad no viene nada bueno. El segundo es el control de la propia vida. Tener el sentimiento de que lo que estás haciendo vale la pena y controlarlo"....aquellos que tienen pareja, un empleo y viven con sus hijos tienden a declararse satisfechos con su vida.....Sin embargo, el cambio en nuestras prioridades es uno de los aspectos que más ha evolucionado.
Mientras que en 2007 la salud era lo más importante para el 37%, el amor para el 32%, el dinero para el 17% y otros aspectos para el 14%, en 2013 el orden es economía-salud-amor-otros." http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/09/

Bueno, pues evidentemente aquí cada uno saca sus propias conclusiones. Pero yo ya tengo las mías. La primera es que realmente este es el mayor indicador de que estamos en crisis. No porque lo diga este señor, si no porque si realmente este resultado es el reflejo de la sociedad....mal vamos. 

Estoy en un momento de mi vida en el que vivo cual hippy drogada, voy japiporlalaif como si acabase de fumarme 20 porros de un atracón. Y es que estoy absolutamente convencida de lo afortunada que soy por lo que tengo y por lo que no tengo.

A ver, seamos serios, no creáis que de verdad me he fumado algo raro y que no soy ambiciosa. Por supuesto que me encantaría salir más,irme de viaje con mi marido, poder visitar a mis hermanas que viven en el extranjero, poder comprar más, poder vivir más relajada, tener un horario mejor, disfrutar más de mi trabajo, sentirme realizada, estar más con mis hijos, etc etc etc. Por supuesto que hay cosas en mi vida que me gustaría borrar/cambiar/mejorar, mías y de los míos. 


Pero somos muy básicos, los humanos, y al final, se trata de ver lo que hay a tu alrededor, echar un ojo, dejar de mirarte el ombliguín por un momento y pensar, sólo por instante, en todas las personas que no tienen nada de eso, o mucho menos que tú. Es triste, porque parece que tengan que recordarnos con una desgracia lo bueno que tenemos, pero es realmente efectivo.


El dinero, efectivamente es necesario, y me lo gasto muy a gusto. Pero para mí, es un medio para conseguir un fin, conseguir tranquilidad y poder dar a mi familia lo que necesita y se puede pagar. Está claro que esto lo digo desde una situación que no es de necesidad en mi casa. los dos tenemos trabajo, casa, coche...en fin. Quizá una persona que no esté en mi caso, lo vea de otra manera.


El amor....es un imprescindible en mi vida. Sin él, no podría vivir. Sin esas personas que son mi pilar, mi base...yo no sería yo. Y cada vez es más fuerte, más grande y mejor. A algunas las tengo a mi lado cada día, a otras de vez en cuando, a otras lejos....pero físicamente, porque en mi cabeza están todas estas personas aquí al lado. Es cierto esto que dice Punset, de que nos gusta formar parte de un equipo, lo necesitamos. 


Pero hay algo en lo que me gustaría entrar un poco más: la felicidad de todos no tiene por qué encontrarse en el mismo sitio. No tienes por qué ser madre/padre para encontrarla ni tienes por qué tener pareja. Yo creo que se trata más bien de sentirte bien contigo mismo en el momento concreto, con lo que eres y tienes en ese momento. ¿Que no estás satisfecho porque aspiras a otra cosa? Pues genial: busca, compara, elige, trabaja por ello. Nadie dijo que fuese fácil, pero ahí estamos todos, buscando, de una manera o de otra.

Y, finalmente, la salud
Hasta hace dos días me parecía un  dicho de viejas de portería eso de "sin salud no somos nada", "lo importante es la salud"....Yo pensaba que eso eran tontadas de abuelos, porque lo importante eran otras cosas. El amor, por ejemplo. Bueno, pues la realidad, como siempre, te da bofetadas cuando menos te lo esperas, y te haces consciente de que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Porque tú puedes tener mucho amor en tu vida, comprarte muchas cosas porque estás en una situación económica desahogada, pero hay cosas que no se pueden comprar. Y una es la salud. 

¿Qué haría yo si uno de mis hijos o mi marido enfermase de algo muy grave? ¿De algo incurable?  O mis padres. O mis hermanas. O yo.

A mí me ha hecho pensar. Y mi conclusión es que cada día voy a intentar ser más y más feliz.

Aunque no me patrocine la chispa de la vida
 ;-)














20 comentarios:

  1. Yo me tomo una cocacola contigo tan a gusto!!! El dinero es muy importante, cuando esa situación no es buena, genera muchas tensiones alrededor, al crear tensiones, la salud merma (nervios, insomnio, falta de apetito...nada bueno)
    Todo es una puñetera rueda en torno al dinero, es triste pero....así es.
    Y si tienes dinero....no te preocupes que ya vendrá la suegra a dar por culo.....ea!
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando quieras!!!!! esa coca cola ....o lo que sea
      besos!

      Eliminar
  2. Pauli... me encantó!!! Preciosa manera de ver la vida y de empezar el finde!!!
    Besazo che!!!

    ResponderEliminar
  3. Con la que tenemos encima es normal que la gente sea más infeliz y que les preocupe más la economía que la salud o el amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, pues eso es lo triste de todo esto, que la crisis no es sólo económica, si no de valores

      Eliminar
  4. como dicen... "el dinero no da la felicidad, pero ayuda!"
    personas felices hay pocas, y más en el mundo en el que vivimos, donde todo el mundo se mira el ombligo y lo que tiene el vecino.
    si la gente se preocupara por los demás y compartieran más, quizás serían más felices...
    me ha gustado tu reflexión! un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!! sí que ayuda, mucho. Pero no es lo único

      Eliminar
  5. yo creo que las tres cosas entran en bucle, dinero, amor y salud. Sin una es difícil tener la otra, y podría poner mil ejemplos. La verdad que yo me considero hoy en día una afortunada, aunque el tema de salud lo mejoraría bastante, aunque con el amor de mi gente, y el dinero para pagarme tratamientos y pruebas mi salud mejora. Ves como es un bucle!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí lo es, pero debemos intentar encontrar el equilibrio y que las cosas materiales no primen sobre el resto. O así lo veo yo

      Eliminar
  6. A mí con lo del tema de la salud me pasa igual: toda la vida pensando que eso no puede ser de los puntos más importantes para ser feliz y ahora, tras algunos traspiés familiares por suerte sin importancia, me doy cuenta de que todo lo demás no puede ser disfrutado cuando la salud no hace acto de presencia. ¡Ay! ¿Será que nos hacemos mayores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, que es la edad. O la madurez....quién sabe

      Eliminar
  7. Estoy totalmente deacuerdo contigo. La vida son dos días, y, si nos paramos un moemnto a pensar, podremos descubrir que con los que tenemos, con lo que somos, somos felices.

    Hoy en día (quitando tema crisis) parece que nuenca estamos agusto con nada, siempre falta algo ... mundo consumista quizá, egoísta?? no lo se, pero es lo que veo......

    Hay que centrarse en ver lo que uno tiene y darse cuenta que ya es mucho y que con ello se alcanza la felicidad, y, sobretodo, porque para tener amor y salud, no es necesario ser ricos!

    Besotes!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonita reflexión Paula!

    Esa es mi filosofía de vida sin duda. ¡Que la vida son dos días! Yo personalmente intento disfrutarla al máximo posible con mi familia y amigos. Siempre estoy dispuesta a hacer un plan, a ir, a venir, a subir, a bajar... Mañana una no sabe dónde va a estar ni con qué se va a encontrar. Es así.

    El orden de prioridades en esta vida... jo, sin duda alguna, ni abuelos cebolleta ni nada, LA SALUD. Si no tienes salud no tienes nada. Por muchos dineros que tengas, por mucho amor que te den... Sí, el amor te puede ayudar a sobrellevar la falta de salud, pero querida mía... no cura.

    El amor es imprescindible, es lo que nos hace vivir, es lo que hace que nuestro corazón lata con fuerza, y de hecho, si lo pasamos tan mal cuando nos ocurren cosas feas, es porque vivimos sintiendo, siempre, y en todo momento.

    Vale, salud y luego amor... Pero ¿Y el dinero? Creo que ahí le has dado... Somos afortunadas, de eso no hay duda. Y el dinero es algo material, efímero, viene y va... Pero no nos engañemos, vivimos en una sociedad en la que sin dinero no vas a ninguna parte. Cada día todo vale más, ya dentro de nada hasta ir al médico tendrá un coste. Es triste, pero es necesario. Y desde luego que esto es como todo, hasta que no lo pierdes, no eres consciente de la falta que te hace. ¡Ojo! También te digo que uno se va adaptando a lo que tiene, si ganas más, gastas más, si ganas menos, pues gastas menos, somos moldeables y adaptables totalmente. Hay muchas cosas de las que podemos prescindir. Pero no olvidemos que hay muchas familias que no tienen ingresos, que viven de la caridad de otros... Nos guste o no nos guste, es necesario...

    Tres cosas hay en la vida... Salud, dinero y amor... y el que tenga esas tres cosas... Que le de, gracias a Dios, o a quien sea.

    ¡Un beso arrechuchau corazón! ¡Que viva la vida, que viva el amor y que no nos falte de na!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo soy gracias constantemente. No creo la suerte que tengo. sin ser rica (ni mucho menos) tengo lo que necesito.

      Eliminar
  9. Me ha gustado tu entrada Paula porque uno es feliz si se lo propone, aunque es cierto que hoy en día necesitamos dinero, pero también compramos cosas que no necesitamos y siempre queremos más. Yo muchas veces me paro a pensar y me digo... con lo tengo soy la más afortunada del mundo, porque pienso en esa gente que vive mal o que no ha tenido tanta suerte y solo por eso, por respecto, no me quejo e intento ser feliz con todo y todos. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Es triste tener que ver cosas malas para hacernos conscientes, verdad? Pero de algo tiene que servir. Quizá, de tanto verlo, nos acostumbremos a pensar en lo que sí tenemos

      Eliminar
  10. A mi mo me patrocina la chispa, y te puedo asegurar que si no trabajara, y tuviera dinero básico, sería -creo- más feliz. Me refiero a que sí, con la salud y el amor me basta, con tiempo para poder disfrutar de mi familia entonces ya sería la repera. Me falta eso, un poco más de tiempo con ellos. Estoy empanada, no veo bien la pantalla, pero soy feliz con mi familia, y sería más, si pudiera disponer de más tiempo con ellos. Fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual. Yo trabajo en parte por satisfacción personal, pero en PARTE (en grandote) por dinero. Así son las cosas.....

      Eliminar

Hola, quieres decirme algo? elige la opción nombre/url pero pon solo tu nombre, dejando en blanco la URL. Es lo más fácil. Gracias!!!