viernes, 8 de noviembre de 2013

EL SINDROME DE ABSTINENCIA

Son las 9 de la noche, y tengo que acostarme. Ya es tarde, pero es que mañana voy a estar hecha un asco. 
Estoy cansada, tengo que dormir hoy, no puedo más. 
Se me cierran los ojos, empiezo a notar como me pesan los párpados ...
Pero de repente, lo recuerdo. ¡No lo tengo! ¡He tirado el último! ¡Oh, Dios mío! Realmente ahora soy consciente. Lo he tirado yo, he querido hacerme la madura, pero ahora no creo que vaya a sobrevivir a esta noche. Mi primera noche sin él.
No puedo dejar de pensarlo. Me levanto, chillo, me cambio de cama. 
Tampoco en esta funciona. ¿Y si me como algo? Una galleta por ejemplo......No, no es solución.
Encima tengo tos, lo que hace que me cueste todavía más dormirme....
Bebo agua. Seguro que algún alma caritativa me trae un vasito.....
Pues ni con esas. A ver si alguien se acuesta conmigo.
Uf, menos mal. Ya no estoy sola. Me acurruco, me duermo un poquito......
¡Qué va! no se me va de la cabeza. Sigo dándole vueltas.....¿qué será esta sensación que me corroe? Es cómo un cosquilleo en la boca, sensación de sequedad.....¡Lo quiero! ¡no puedo estar sin él! .......

Esto debe ser - a grandes rasgos- el interior de la mente de mi hija de dos años y medio estas últimas noches.

Hace tres días dijo- ella solita- que no quería chupete porque ya era una niña mayor. Y a pesar de mis intentos para que no lo hiciese (sí, egoísta #malamadre), no conseguí convencerla y lo ha tirado.

Tras ese momento, llevamos 3 noches de lo que yo no dejo de identificar como un mono en toda regla. Un síndrome de abstinencia total de chupete, cuyos síntomas son perfectamente identificables como los que sufren aquellos que dejan cualquier otro hábito, como dependencia de alguna droga.

¿Exagerada? Mirad esto que he encontrado en google: 

-Criterios para el diagnóstico de abstinencia de cocaína (según DSM-IV) 

A/ Interrupción (o disminución) del consumo prolongado de abundantes cantidades de
cocaína.  En este caso, sustituyamos cocaína por chupete.

B/ Estado de ánimo disfórico y dos (o más) de los siguientes cambios fisiológicos que
aparecen pocas horas o días después del Criterio A: 
1/ fatiga  Evidente, porque no duerme bien.
2/ sueños vívidos y desagradables  . Que se lo digan a su padre, tiene la cara destrozada de las patadas que ha recibido estos días. Sí, hemos optado por el colecho, porque ya no podemos más. Y aunque la cama es de 160 cms, ya sabéis las manías de los niños de dormir en diagonal.
3/ insomnio o hipersomnia  vuelta al punto anterior
4/ aumento del apetito Esto es una constante.
5/ retraso o agitación psicomotores  Volvemos a las patadas....
C/ Los síntomas del Criterio B causan un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad laboral, social o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.  en la guarde me dicen que está intranquila y cansada...Allí no ha usado nunca chupete, ni para las siestas, pero el cansancio acumulado es lo que tiene
D/ Los síntomas no son debidos a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental. Aquí ya no sé qué decir.¿Podría ser heredado? noto cierta bipolaridad en mí....

Conclusiones del estudio, del mío: o esta noche duerme, o me bajo a la farmacia de debajo de casa. Que mis otros dos hijos no han pasado por esto (fue menos traumático para ellos) y a estas alturas, la tercera puede elegir cuando lo deja y como, ¿no? ninguna hemos llegado a adultas con chupete......



18 comentarios:

  1. Qué irónico, yo nunca he conseguido que ninguno de mis hijos se aficione al chupete... Juegan con ellos, pero no hay manera de que se los lleven a la boca. Cada niño es un mundo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues yo no he tenido la menor duda....directamente, es un must en mi vida!!!

      Eliminar
  2. Supongo que en unos días ni se acordará...pero que madurez!!! y no te lo ha vuelto a pedir???
    Puede ser que mi tesoro tenga mono de chupete por 5 segundos que lo tuvo a los pocos días de nacer??? Después no volvió a quererlo y por lo que describes...es un mono en toda regla.
    Yo insistí, pero nuca lo quiso. ¡que poco se ha parecido a mi en eso...lo tuve hasta los 8 años!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a que sí??? monazo total. Lo ha pedido, pero como soy muy #malamadre, la he convencido para que no lo use.....

      Eliminar
  3. jajajajaa sisi es lo mismo !! pobres pequeños... cuando están acostumbrados a dormirse con el chupete y de golpe ya no lo tienen.... y mira que son ellos mismos quienes deciden que no lo quieren...pero a la hora de la verdad...
    no sé qué te aconsejaría... si ves que está muy muy mal y tienes algún chupete de repuesto...pero claro que por otra parte es volver atrás con el tema de "desintoxicación"... es una balanza muy equilibrada la verdad...
    pero nuestra experiencia fue que éste verano, Leo ya tenía 2 años y medio, de vacaciones, lo mordisqueó tanto que se lo cargó. Y él ya sabía que era el único que le quedaba... la primera noche pensé...verás, no se va a dormir... lo pidió unas cuantas veces y tras repetirle 40 mil que se lo había cargado y era lo que había, a dormir y punto #malamadre, po zi... jajajaj
    Suerte cariño, tan sólo es que se acostumbre.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias!!! a estas alturas puedo decir que tarea conseguida!

      Eliminar
  4. Ay pobre! Bueno piensa que lo mejor es que la decisión la ha tomado ella solita, seguro que en breve lo supera. Mi peque hizo lo mismo, ella solita se lo dio al bebe de unos amigos y con la boca abierta nos dejo, la verdad. A veces lo menciona entre dientes y a veces me la encuentro revolviendo donde soliamos guardarlos, la pobre! Ánimo para la valiente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de vez en cuando se acuerda,pero ahí vamos......

      Eliminar
  5. Eso es justo lo que yo digo siempre... ¿Conocéis algún adulto con chupete? ¿Algún "adolescente" de 25 años que use pañal? Pues eso... Que de dar pasitos hacia adelante y hacia atrás (como dice la canción) siempre estamos a tiempo. Que no hay necesidad de que la niña lo pase mal... Bueno, ni la niña, ni los padres.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que estaba enganchada la pobre. Yo pienso como Vero, que ya lo dejará por ella misma, que no es cuestión de hacerla sufrir innecesariamente, ni de meterle prisa. Claro que yo aún no me he estrenado en estos menesteres y no sé si mi consejo puede ser muy fiable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo no tenía ninguna prisa, ha sido ella...aunque luego se arrepintió. ahora ya superado.....creo

      Eliminar
  7. Jajaja!
    Me ha encantado tu "me meto en la cabeza de mi hija y esto es lo q debe haber".
    La verdad, si el tema sigue, siempre está la opción de preguntarle si lo quiere de nuevo.
    Has probado a q duerma con otro objeto rollo mantita, peluchin... Para que su atención se centre en otra cosa y se relaje.
    Muakaaaa
    Y suerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ni mantita ni nada, a las bravas!!!!! (lo he intentado pero no ha querido)

      Eliminar
  8. Hola Paula,

    He leído tu post y me ha sorprendido la objetividad con la que relatas "el síndrome de abstinencia del chupete". Realmente es así, los niños pasan por una etapa de "desintoxicación" de un compañero que los ha acompañado desde que nacieron. Que ha estado ahí en los buenos y en los malos momentos, que los ha consolado, etc.

    Es por eso que aunque la gente no se lo acabe de creer, el chupete es un compañero fiel, pero también difícil de separar del pequeño.

    Bueno, no me he presentado; pero mi nombre es Rocío y pertenezco a Edúkame. Quizás nos conozcas, somos un pequeñito portal educativo español. Quería aprovechar para invitarte, porque justamente este Lunes, realizamos una Charla virtual en abierto sobre "La despedida del chupete desde el ámbito emocional" y quizás podría interesarte.

    Si te parece, te dejo aquí el enlace, dónde podrás ver más información:
    https://www.facebook.com/events/1423227467894742/

    Rocío López.
    rocio@edukame.com
    Edúkame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Rocío

      Muchas gracias por visitar el blog,lo primero.
      Intentaré escucharos el lunes, pero lo veo complicado, porque a las 18h estoy camino del trabajo a casa, ya sabes, ese gran mito llamado conciliación....

      Un beso!

      Eliminar
  9. mira lo del agua, la tos, la mami, todo igual!
    pobretes! menudo monazo lleva el colega! ayer ya se durmió y de repente despertó gritando "mamaaaaaaaaaaa" aterrorizado y eso que yo estaba al ladito... me dio mucha pena pero no hay vuelta atrás! ya llevamos largas noches pero debo continuar este tortuoso camino si no quiero que acabe con los dientes de tiburón!
    besotes guapetona

    ResponderEliminar
  10. Jajaja!! Qué grande princess. Menuda comparativa! ¿Bajaste a la farmacia al final?

    Gracias por los ánimos. Ahí estamos!

    Un besote* de los grandes

    ResponderEliminar

Hola, quieres decirme algo? elige la opción nombre/url pero pon solo tu nombre, dejando en blanco la URL. Es lo más fácil. Gracias!!!