lunes, 13 de enero de 2014

PRINCESAS EXTRAVIADAS

Hace unos días, hablando con dos compañeros de trabajo, chico y chica, comentábamos la situación de muchos de nuestros amigos y conocidos solteros. Os pongo en antecedentes del perfil: Mujer/hombre, pasados los 30. Solteros y sin pareja. 

Yo desconozco totalmente la situación en la que se encuentran, porque estoy casada con la misma persona desde los 26. Sí, fui precoz. Y desde los 29 soy madre. Así que, en cierto modo, la libertad con la que entran y salen, toman decisiones sobre su día a día, son absolutamente libres para hacer y deshacer, me provoca un puntito de envidia. Sana, claro está.

Pero mis dos interlocutores, hombre y mujer, ambos solteros aunque él no tiene pareja y ella sí, coincidían en una cosa: ambos decían que un hombre entre los 30 y los 40, soltero, está en un buen momento en cuanto a "la caza", es decir, que cuando sale, tiene muchas posibilidades de encontrar "plan". Sea para ese día (noche) únicamente o algo más. Porque tiene un target mayor que una mujer en las mismas circunstancias: de 25-45 años. Sin embargo, decían ellos, las mujeres en la misma situación lo tienen más crudo, sea por la "competencia" (entre ellas mismas, que no vamos a negar que somos muy malas cuando queremos) y por la - siempre según los participantes en la conversación- obsesión por encontrar a su príncipe azul a toda costa

Parece ser, y esto lo confirmo personalmente, charlando con mi círculo de amigas, que las mujeres a esta edad estamos en un momento de "se me pasa el arroz", y a toda costa buscamos a ese príncipe. Azul.....bueno, a veces resulta verde rana, a causa quizá de ese empeño por buscar. Si les preguntas qué buscan ellas en un hombre, a veces me da la impresión de que la respuesta será "que sea fértil". Y esto, a estas alturas, no me parece aceptable.

Señoras y señores, que estamos en el siglo XXI. Que yo haya optado por una opción familiar (la de tener una pareja e hijos) no quiere decir que menosprecie otras, ni muchísimo menos. Porque otras no son peores, ni menos valorables. Son distintas; son, simplemente, otras. 

Parece a veces que haya una guerra abierta entre las que tenemos pareja y las que no. Bueno, pues la realidad es que la vida da muchas vueltas, y no siempre (mejor dicho, casi nunca) las cosas salen como las has planeado. 

Ya no sólo el que ahora no tengamos pareja, quizá la hemos tenido, pero ha sido príncipe sapo. Quizá nos iba muy bien, o eso creíamos, pero un día nos hemos dado cuenta de que no era ESTO lo que queríamos. Puede que simplemente no hayamos dado con la persona, con TU PERSONA. O que ya no esté contigo....

Lo que está claro, al menos para mi, es que no eres menos mujer ni menos persona por no tener pareja. Eres TU. Y si tienes dudas, y no te encuentras, te presento un proyecto de una amiga fotógrafa. Se llama - mi amiga- Mara Sáiz. Lleva ya unos cuantos años en esto de la fotografía, y podéis visitar su página de FB aquí

Estas son algunas de sus fotos, para que veáis que preciosas son.







Y esta es Mara, también preciosa (la foto y la modelo)


Mara tiene en marcha un proyecto que se llama PRINCESAS EXTRAVIADAS,  y os adjunto un extracto de lo que está tratando de llevar a cabo y la manera de participar en él.



Espero que todas las princesas extraviadas que leen esto encuentren un sitio para ellas aquí.

EXTRACTO DE PRINCESAS EXTRAVIADAS

Quiero que compartamos lo que somos y lo que sabemos, y que crezcamos juntas. Porque somos muchas. No os hacéis una idea de las mujeres tan maravillosas que ya son una parte esencial de este pequeño gran proyecto. Mujeres que aún esperan a su príncipe, mujeres que lo han perdido, mujeres abandonadas que creyeron haberlo encontrado, mujeres que se han rendido, mujeres con miedo a quedarse solas, mujeres casadas con príncipes que resultaron ser sapos, mujeres endurecidas que no quieren o no pueden volver a amar e incluso mujeres que no han amado nunca. Y todas y cada una de ellas (vosotras) son PRINCESAS.
Quiero conocer vuestra historia, quiero leer vuestro cuento antes de dormir.
Las que ya me habéis escrito, habéis removido alma y corazón para contarme quiénes sois y qué ha pasado con vuestro príncipe azul. Recibir vuestras cartas y sentiros tan cerca ha sido de las cosas más emocionantes que he vivido nunca. Sois todas absolutamente diferentes, es increíble la cantidad de matices que os colorean y cómo en sólo algunas líneas habéis logrado dejar vuestra huella.




11 comentarios:

  1. Que buena idea!!Espero que le vaya bien!!Yo se lo paseré a unas cuantas princesas, que no sé si no lo han encontrado o es que no quieren encontrar!!Je,je
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Es que la fotógrafa lo merece, y encima el proyecto es real y chulísimo!

      Eliminar
  2. Hace días que vengo tratando este tema con amigos.
    Yo tengo 28, una hija de un año y nueve meses pero soltera. No hay principe azul ni sapo verde, nada.
    En este momento así lo siento, estoy bien sola, no quiero nada de nada.
    Antes de tener a mi hija muchos me decían que me apure porque se me pasaba el tren, o sea, que después no iba a tener hijos por ser grande. Ahora tengo a mi hija y me joden con que voy a quedarme soltera. No me molesta, no le veo lo malo. No se si hoy saldré a dar una vuelta y me enamoraré a primera vista o quizás no ni ahora ni en un año pero no me siento mal pero me molesta que los demás lo vean mal.
    Me molesta ese pensamiento de "tiene 30 y soltera algun rollo tiene y por eso esta sola". Es algo que debemos hacer desaparecer.
    Me encanto tu post y tu punto de vista.
    Besos!

    Carla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Carla!!! Bienvenida!
      Pues sí, creo que hay muchas etiquetas y tópicos que debemos tirar por la borda de manera inmediata. Una es una, sean cuales sean sus circunstancias. Lo que hay que hacer es ser feliz, y si no, cambiar las cosas. Pero no empecinarse en los sueños de otros, porque quizá no sean los nuestros.
      besos!

      Eliminar
  3. Cuando yo tenía 30 estaba sola.
    Era una mujer maravillosa y estaba sola. Y, la verdad, disfrutaba de mi soledad.

    Ahora tengo más de 40. Tengo pareja y más hijos que la media nacional (tanto de mi país de origen, como de mi país de adopción).
    Sigo siendo una mujer maravillosa. Con achaques, pero maravillosa. Ahora, como entonces, disfruto de mi nueva situación. Y nada es para siempre. Así que no veo porque la condición de maravillosa de una señora tiene que estar asociada a su estado civil... :-)

    Besito, Paula. Tu post presentando a tus nenes me gustó tanto que tarde o temprano (más bien tarde, pa qué engañarnos) intentaré emularte y presentar a los míos en sociedad.

    ¡Que tengas un gran día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria,pues esperando me tienes para ver tu post!!!
      En cuanto a lo que me cuentas de tu vida, yo no sería la misma persona persona si mi vida hubiese ido por otros derroteros....pero sería otra, no peor. simplemente creo que cada uno tiene un camino, y empeñarse en el camino equivocado es, en sí mismo, un error.

      besotes!

      Eliminar
  4. Yo creo que eso de tener que vivir en pareja, casarse, tener hijos y comer perdices es un pensamiento anticuado. Creo que cada vez son más las personas que eligen disfrutar su vida teniendo claro que el amor quizá no sea para siempre... O sí. Buscan vivir el momento y si no funciona, bye bye! Al margen de que sean hombres o mujeres. También estamos las conservadoras ... Jijijijiji que cada uno haga lo que le nazca. A fin de cuentas la felicidad cada uno la mide con su rasero. Por cierto... Yo tengo 34, estoy casada y también soy princesa :P Jajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es anticuado, simplemente creo que es erróneo pensar que sólo hay una manera de ver y hacer las cosas. Y más hoy por hoy, cuando la vida no hace más que demostrarnos que hay muchas vías y posibilidades.
      Princesas, siempre. Extraviadas espero que cada vez menos.

      besotes!!!!!

      Eliminar
  5. Iniciativa genial!! la doy difusión!! y respecto al tema que se trata, personalmente he vivido la etapa de soltera, de casada, de divorciada y la verdad que con conocimiento de causa, yo si sé lo que quiero, y a quién quiero a mi lado. Creo que la experiencia es un grado, y conocerte en todas las etapas y situaciones ayuda a decidir.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, muchas gracias, proque mi amiga es una gran fotógrafa que hará un precioso trabajo con este tema. Y espero que pueda servir para que las princesas extraviadas encuentren su propio club y camino.
      besos!!!!

      Eliminar

Hola, quieres decirme algo? elige la opción nombre/url pero pon solo tu nombre, dejando en blanco la URL. Es lo más fácil. Gracias!!!